Ventilación

Tanto en obras nuevas como en las ya existentes el aislamiento es muy importante para ahorrar energía y minimizar las pérdidas de calor. Pero sólo poner rejillas de aire en las ventanas no es suficiente para conseguir un ambiente interior saludable. ¡Un mejor aislamiento también significa pensar en ventilar!

Si no ventilas tu vivienda, se crea un clima pobre, caldo de cultivo para bacterias y hongos. Esto puede causar problemas de salud como por ejemplo:

-> Dificultad respiratoria  |  Tos  |  Fatiga  |  Deshidratación  |  Dolor de cabeza